Las Palmas 0-2 Levante: El Levante borró de un plumazo las dudas que le asediaban desde hace seis jornadas, un tiempo casi inmemorial teniendo en cuenta que eran los mismos partidos en que no conocía la victoria, y firmó una victoria tan bien trabajada como necesaria en el Estadio de Gran Canaria frente a la UD Las Palmas.

El conjunto de Muñiz, además, sumó los tres puntos como mejor sabe, como dicta su personalidad, como mandan sus coordenadas: trabajándose bien al rival en los ciclos buenos de partidos, apretando los dientes en las malas y golpeando donde más duele en el momento justo y exacto. Con dos puñaladas: un soberbio cabezazo de Doukouré y un zurdazo de tipo con clase de Jason. El Levante vuelve a sonreír.

Los primeros 45 minutos no tuvieron un dominio definido ni dos partes diferenciadas. Si acaso, el peso del encuentro lo llevaron los de Pako Ayestarán y la contienda se iba balanceando de un lado a otro del campo si el esférico pasaba por las botas de Jonathan Viera, que era casi siempre generando una sensación de peligro constante para la defensa granota o, más con cuentagotas, cuando era Enis Bardhi el que la manejaba. El macedonio, acostumbrado a administrar su fútbol con un racionamiento típico de las peores posguerras, se dejó ver más por el Estadio de Gran Canaria y eso el Levante lo notó pues fue cuando dio más sensación de poder golpear y adelantarse en el marcador.

El primer amago o semiocasión de anotar fue para la UD Las Palmas con un remate muy forzado, a centro de David Simón, que atajó sin problemas Oier Olazabal, la gran sorpresa de Muñiz. El técnico ya no sólo deja en la grada o en Valencia a Mitch Langerak, cancerbero que le ha costado un buen pico a las arcas del Levante, sino que de vez en cuando se saca este tipo de conejos de la chistera y, todo hay que decirlo, la última referencia del irundarra en la alineación fue en Copa y con un señor partido. Pero volviendo al encuentro, la respuesta rosa la protagonizó Shaq Moore, apurando la línea hasta el fondo y sacando un buen centro que remató Morales con una volea algo precipitada y que se marchó sin coger portería, muy desviada.

Eran los mejores minutos de los valencianos, con dos puñales con la forja de Morales y Toño y Bardhi, esta vez sí, apareciendo en la zona que más daño puede hacer, en tres cuartos de campo. El macedonio la condujo hasta la frontal, la recogió el 'Comandante' y un enorme pase interior del '11' no lo supo aprovechar Enes Ünal. El turco se perfiló para disparar y, mientras, Raúl Lizoain fue cerrando cualquier hueco y atrapó el chut del atacante cedido por el Villarreal.

Los de Muñiz perdonaban y metían gasolina a la UD Las Palmas y, con su mayor pirómano Viera en estado de gracia, casi le pegan fuego a la meta levantinista. En el 25', un aviso importante con el gol anulado por Melero López a Calleri por un ajustado fuera de juego. Instantes después, el delantero argentino no supo leer un buen centro de Vitolo a donde se cuecen las habas después de ganarle la espalda el internacional español a Shaq Moore. El asedio amarillo no quedaba ahí y, por el otro costado, por la derecha, volvía a internarse. Vicente Gómez amagaba con chutar pero cedió atrás para que la engatillase Viera a las manos de un Oier bien colocado. La saga de intentonas concluiría con un buen centro de David Simón a pie cambiado que Calleri no cabeceó bien estorbado por Postigo.

El peligro se olfateaba, se mascaba, en los dominios de Oier pero, sobre con un Campaña que se multiplicaba en la medular, lograron cerrar (a duras penas frente al gran talento de los mediapuntas locales) el pasillo interior y la vez encontraban a sus hombres decisivos en el balcón del área. En el 33', Enes Ünal intentó sortear rivales para despejarse el disparo pero perdió el esférico que, en segunda opción, cayó en los dominios de Bardhi. El jugador balcánico no se lo pensó para soltar un derechazo desde la frontal que cogió bien colocado a Raúl Lizoain. El primer tiempo concluyó con una jugada individual de Calleri que, con un tiro raso, no logró superar a Oier, que atajó abajo.

El inicio del segundo tiempo fue un calco al del día del Girona: si, frente a los catalanes, fue Morales el que hizo emplearse bien a fondo a Bounou con una espectacular estirada, en el Gran Canaria la pelota rondó la frontal del área hasta que llegó a Jason y su trallazo lo detuvo ajustado al poste derecho Raúl Lizoain. El parecido radicaba en que, tras esta clara ocasión, como en la anterior jornada, el Levante se desinflaba totalmente para convertirse en una marioneta en manos de los Viera, Tana y compañía. Los granotas no la olían, llegaban tarde a la presión y casi consumido el primer cuarto de hora Tana lo intentaba con un zurdazo que no cogió suficiente rosca, o demasiada hacia adentro, y Oier evitaba el gol.

El panorama no parecía demasiado halagüeño para el Levante, con Viera algo más apagado tras pasar por el vestuario pero con Tana y Vitolo recogiendo su pesado testigo. Los dos mediapuntas protagonizaron la acción de más peligro de los canarios hasta ese momento con una combinación en la frontal con desembocó en un disparo de Machín y un paradón de Oier. Sin embargo, los de Muñiz mantenían como podían la compostura en defensa y eso tuvo su premio pegando dos zarpazos en dos contras muy bien aprovechadas. En el 71', Bardhi despejó con un buen pase a Toño para que, sin nadie a 10 metros a la redonda, pusiese un centro medido para que Doukouré cabecease hacia la red. Y, minutos después, Ünal se metió a cuchillo en el área, se la concedió a Jason que, tras desembarazarse de su par con un bonito gesto, batió a Lizoain con un zurdazo inalcanzable para el arquero canario.

Su majestad el gol se manifestaba en el Gran Canaria para convertir las dudas en certezas, los malos rollos en alegría y para tornar un panorama gris tendente a muy oscuro para el Levante en una vida de color de rosa. Como el color de su camiseta. Con dos goles como dos soles, los seis partidos sin ganar del conjunto de Orriols pasaban al total de los olvidos -¿qué mala racha?- y todo era bonito: la dedicatoria de Doukouré en contra de la venta de esclavos negros en Libia (noble gesto del costamarfileño) y el primer tanto de la temporada del gallego, letal el año pasado y con menos suerte en la presente 2017-18. La prima de riesgo granota baja y la crisis, si es que la hubo, que eso pareció, ya es historia.

Deja tu comentario:

Subscribe la noticia | Subscribe los comentarios

Marcador LaLiga

Jornada 33
-
Deportivo
0
-
0
Sevilla
Fin
Celta
2
-
2
Barcelona
Fin
Villarreal
2
-
1
Leganés
Fin
Espanyol
0
-
1
Eibar
Fin
Valencia
1
-
2
Getafe
Fin
Real Madrid
1
-
1
Athletic
Fin
Alavés
-
Girona
SC
Real Sociedad
-
Atlético
SC
Levante
-
Málaga
SC
Betis
-
Las Palmas
SC

Pichichi 2017/18

Jugador
Equipo
G
-----------------
---------
------
Leo Messi
BAR
29
Cristiano Ronaldo
RMA
24
Luis Suárez
BAR
23
Iago Aspas
CEL
20
Griezmann
ATL
19

Zamora 2017/18

Jugador
Equipo
PJ
G
--------------------
-------
----
------
Jan Oblak
ATL
32
15
Ter Stegen
BAR
32
17
Guaita
GET
27
23
Neto
VAL
30
31
Cuéllar
LEG
32
39

Seguidores

Copyright © La Grada Sur - Firmado por lagradasur.com - Contacto: lagradasur@hotmail.com