Real Madrid 2-3 Barcelona: El soberbio partido de Leo Messi ha decantado un Clásico que era decisivo para saber el recorrido que le quedaba a la presente liga y el Barcelona ha logrado su propósito de sumar una victoria ante el Real Madrid que le mete de lleno en la pelea (2-3). Un choque de este tipo no suele defraudar y el Bernabéu ha asistido a un espectáculo en el que ha habido de todo. Polémica, goles y, sobre todo, fútbol de muchos quilates.

Los 'merengues' se pusieron por delante con un gol de Casemiro en una jugada enrevesada. Antes del descanso se encargó Messi de devolver la tablas y Rakitic dio la vuelta al marcador con un golazo desde fuera del área.

La expulsión de Ramos con el Madrid por detrás en el marcador parecía sentenciar los tres puntos, pero fue entonces cuando los de Zidane comenzaron a tener sus mejores momentos, hasta que llegó el empate de James en el 85.

En pleno arreón madridista por sumar la victoria, Sergi Roberto montó una contra que resultó letal para los intereses locales con la segunda diana de la 'Pulga', tercera del choque, que supuso la victoria culé.

El partido no estuvo exento de polémica. Hubo un posible penalti a Cristiano, una segunda amarilla perdonada a Casmeiro y una roja directa a Ramos por una entrada a destiempo y con los dos pies por delante a Messi, que hizo un partido soberbio.

Esta victoria le sirve al Barcelona para hacer borrón y cuenta nueva tras su eliminación en Champions ante la Juevntus y se ponen líderes, con los mismos puntos que el Real Madrid, que aún tiene pendiente por disputar el partido aplazado ante el Celta.

Zidane arriesgó con Bale y se sacó desde el inicio para afrontar el trascendental choque ante el Barcelona con al 'BBC'. Mientras, Luis Enrique también hizo lo previsible y ante la ausencia forzada de Neymar sacó a Paco Alcácer para formar en el tridente ofensivo junto a Messi y Luis Suárez.

El Real Madrid salió muy intenso en los primeros compases de una batalla que iba a tener varias fases. El control del balón y del juego cayó del lado local, con un Modric muy enchufado, haciendo tareas de destrucción y construcción.

La primera jugada polémica de la noche llegó nada más arrancar la contienda, con un posible penalti de Umtiti sobre Cristiano. El central del Barça llegó tarde a por un balón dividido dentro del área e impactó su intento de despeje en la pierna del delantero luso, pero el colegiado Herández Hernández.

Había mucha actividad en el tridente blanco, con mucha alternancia entre Bale, Cristiano y Benzema, que se fueron intercambiando los papeles. En el minuto 12 Casemiro vio la primera amarilla por una zancadilla sobre Messi sin sentido en el centro del campo. La acción iba a traer cola.

Cumplido el primer cuarto de hora llegó la segunda fase del choque, donde el Barcelona empezó a tener más presencia con posesiones más largas, aunque sin mucha trascendencia para los intereses blancos.

Las malas noticias para los locales llegó con la entrada en calor de Messi, que reaccionó tras llevarse un fuerte codazo de Marcelo en una jugada fortuita que le costó salir del campo para ser atendido.

El Real Madrid respondía al control del esférico por parte del eterno rival con contras vertiginosas. Cristiano tuvo una gran oportunidad a los veinte minutos, pero Ter Stegen estuvo atento y metió una gran mano para evitar el primero de la noche.

El marcador se abrió poco antes de cumplirse la media hora y también hubo polémica. Casemiro se encargó de mandar al fondo de la red un tiro al palo de Ramos, con Ter Stegen ya batido, (1-0, minuto 28).

Los jugadores del Barça reclamaron un posible fuera de juego, pero en la repetición se pudo apreciar como el central blanco partió en posición correcta al centro de Marcelo. El que se encontraba en posición antirreglamentaria era Ronaldo, pero el luso no influyó en la acción.

Los azulgrana no se pusieron nerviosos y cuatro minutos después llegó el empate por medio de Messi. El argentino recogió dentro del área una triangulación marca de la casa y tras desbordar a Carvajal se encargó de batir a Navas con una precisión de cirujano, (1-1, minuto 32).

Las cosas no solo empeoraron para los merengues con el empate, sino que vieron como Bale se quedaba tumbado en el suelo con molestias en su pierna derecha. El galés se volvió a lesionar y tuvo que ser sustituido por Asensio, la ‘perla’ madridista.

Antes del descanso, Hernández Hernández volvió a convertirse en protagonista involuntario al no sacarle la segunda amarilla a Casemiro por otra entrada fea sobre Leo Messi.

Ni Zidane ni Luis Enrique hicieron cambios tras el paso por los vestuarios. El inicio del Real Madrid volvió a ser fulgurante, generando tres buenas ocasiones en los primeros diez minutos tras la reanudación, pero entre Piqué, y Ter Stegen, que estuvo enorme, se encargaron de evitar el segundo.

Como ocurriera en la primera mitad, el Barcelona se fue entonando con el paso de los minutos y empezó a cercar la meta de Navas, que se convirtió en uno de los héroes del Madrid con grandes intervenciones. En el minuto 58 evitó un gol de Piqué tras un saque de esquina, cuando las tablas aún pintaban en el luminoso. Pocos minutos después hizo otro paradón a Luis Suárez.

Pero el tico tiene un límite y se vio en la obra maestra que transformó Rakitic desde fuera el área. El croata se buscó el hueco para sacar un tiro roscado a media altura que se fue alejando de la estirada de Keylor, (1-2, minuto 73).

El Barcelona había dado la vuelta al marcador y se posicionaba con muchos enteros para sumar los tres puntos, sobre todo, cuando Ramos vio la roja tres minutos después del tanto por una fea entrada sobre Messi. Si bien no llegó a impactar de lleno con el argentino, la entrada con los dos pies por delante fue merecedora de la expulsión directa.

Con solo 15 minutos por delante y con un hombre menos, el Madrid tenía las de perder, pero para sorpresa del Bernabéu fue cuando tuvo sus mejores minutos de la noche. La entrada en el campo de James por Benzema le dio otro aire al equipo, además de la profundidad que le aportó Asensio.

El colombiano sería determinante. A falta de cinco para la conclusión se encargó de batir a Ter Stegen con un remate de primeras en el primer palo, tras un centro colosal de Marcelo desde la izquierda, (2-2, minuto 85).

El público enloquecía en las gradas y apoyaban a su equipo en la búsqueda de un nuevo gol que les diese una victoria 'in extremis', pero las épicas no siempre salen y en esta ocasión los 90 minutos de locos cayeron del lado azulgrana en una contra de fe conducida por Sergi Roberto, el hombre de los momentos importantes esta temporada.

El canterano robó un balón en su área y no dudo en salir en tromba en búsqueda del área rival que terminó con un balón de Jordi Alba para la entrada desde atrás de Messi, que no perdonó a Keylor Navas, (2-3, minuto 92). El delantero argentino se quitó la camiseta para mostrársela al público, acción que le costó la amarilla, aunque no pareció importarle mucho.

Esta victoria sitúa al Barcelona como nuevo líder de la liga, empatado a puntos con el Real Madrid, con un partido pendiente ante el Celta. Quedan cinco jornadas de infarto, seis en caso de los blancos, a una Liga que respira vitalidad.

Deja tu comentario:

Subscribe la noticia | Subscribe los comentarios

Marcador LaLiga

Jornada 6

Atlético
2
-
0
Sevilla
Fin.
Alavés
1
-
2
Real Madrid
Fin.
Málaga
3
-
3
Athletic
Fin.
Girona
0
-
3
Barcelona
Fin.
Espanyol
1
-
0
Deportivo
1ªP
Getafe
-
Villarreal
SC
Las Palmas
-
Leganés
SC
Eibar
-
Celta
SC
Real Sociedad
-
Valencia
SC
Betis
-
Levante
SC

Pichichi 2017/18

Jugador
Equipo
G
-----------------
---------
------
Leo Messi
BAR
9
Maxi Gómez
CEL
5
Zaza
VAL
4
Juanmi
RSO
3
Bardhi
LEV
3

Zamora 2017/18

Jugador
Equipo
PJ
G
--------------------
-------
----
------
Ter Stegen
BAR
6
2
Sergio Rico
SEV
6
3
Jan Oblak
ATL
6
4
Gorka Iraizoz
GIR
6
8
Pacheco
ALA
6
10

Seguidores

Copyright © La Grada Sur - Firmado por lagradasur.com - Contacto: lagradasur@hotmail.com