Barcelona 1-0 Real Sociedad: Los blaugranas se llevaron el último triunfo de la temporada con un solitario gol del brasileño desde fuera del área en las despedidas de Iniesta y Xabi Prieto.

La Liga Santander ha llegado a su fin. Barcelona y Real Sociedad se han encargado de cerrar la temporada con su encuentro disputado en el Camp Nou. Ninguno de los dos equipos se jugaba ya nada. Aun así, se pudo vivir la despedida final de Andrés Iniesta en su casa y ante su gente, y la de Xabi Prieto con el club vasco.

El partido comenzó muy eléctrico, con un remate de Willian José en el minuto 2 muy claro, pero le salió centrado y fácil para Ter Stegen. Dembélé tendría en sus pies la réplica del Barcelona tras irse de dos defensores. Pero justo cuando iba a tirar apareció Llorente para mandar el balón a córner.

Las ocasiones no dejaban de sucederse. En el 7′ Januzaj probaría suerte desde lejos y obligaría al portero alemán del Barça a despejar la pelota a saque de esquina. 60 segundos después Willian José haría el mismo disparo que su compañero. Pero esta vez se marcharía desviado de la portería.

Desde el minuto 7 hasta el 24 el partido adquirió una calma en la que el Barcelona mantenía la posesión del balón. El club blaugrana no buscaba con muchas ganas el primer gol que abriría el electrónico. La Real Sociedad, por su parte, esperaba paciente en su campo hasta que consiguiera realizar un contraataque hacia la portería culé.

Superado el ecuador de la primera mitad, en el 25′, Rakitic estaría apunto de anotar de cabeza el 1-0 tras un gran centro de Dembélé. Seguían las oportunidades. Mikel Oyarzábal aparecía por primera vez en el encuentro en el 29′ con un disparo raso rozando el palo derecho.

Desde el minuto 30 hasta el final de la primera mitad no habría mucho que contar, salvo dos ocasiones por parte de los visitantes aunque sin mucho peligro. Primeros 45 minutos sin mucho fútbol y 0-0 al descanso en el Camp Nou.

Los primeros minutos de la segunda parte no fueron para nada entretenidos. Tanto Barcelona como Real Sociedad estaban muy tranquilos y sin jugársela demasiado. Esto se debía a que ya no se jugaban nada a estas alturas de la temporada.

En el minuto 56, tras casi una hora de juego estático, Philippe Coutinho cogió el balón, regateó a un rival, y disparó desde lejos a la escuadra imparable para Moyá. 1-0 para el Barça gracias a una obra de arte del brasileño. El partido por fin se estaba abriendo por ambos lados. En el 66′ Gerard Piqué enganchaba muy mordida una volea que iría a las manos de Miguel Ángel Moyá.

Con ventaja en el marcador el Barcelona se relajó un más. Messi salió en el minuto 66 por el goleador Coutinho para jugar en el último partido de la temporada. Con él los locales encontraban más huecos en la defensa vasca. Aun así, no daban mucha sensación de peligro.

En el minuto 80 de la segunda mitad, Andrés Iniesta diría el último adiós a su laureada etapa en el Fútbol Club Barcelona. El Camp Nou le ovacionó de tal manera que es casi imposible recordar algo de la misma magnitud. En sustitución entró Paco Alcácer.

En la Real Sociedad, Xabi Prieto también jugaría sus últimos minutos con el club. Entró en el minuto 88′ por Zurutuza, y también fue aplaudido por la afición del Barcelona. Otro adiós más que se quedará grabado en la historia del fútbol.

Desde la salida de Iniesta del campo hasta el pitido final no se dejó de corear su nombre. Dos minutos de añadido no fueron suficientes para marcar otro gol más. El Barcelona se llevaba el encuentro por 1-0 ante la Real Sociedad.

Atlético Madrid 2-2 Eibar: Torres deja el club de sus amores con dos goles que no fueron suficientes para batir a los 'armeros', que anotaron por medio de Kike y Rubén Peña.

Llegó el día. El ‘Niño’ del Atlético se marchaba para convertirse en leyenda. Un día que todo aficionado colchonero no quería que llegara pero que acabó haciéndolo. Diecisiete años habían pasado de su debut en el Calderón frente al Leganés, donde su historia no hacía más que empezar.  Una historia vinculada, a pesar de sus estancias en Inglaterra e Italia, al Atleti. El club que le vio nacer y crecer, y del que se despedía hecho un hombre.

Su último partido con la elástica rojiblanca iba a ser en una época muy distinta a la del primero. Debutaba en Segunda con un equipo que luchaba por el ascenso, frente a los ‘pepineros’; y se marchaba tras levantar la Europa League en un equipo referente en Europa, contra el Eibar. Tampoco lo hacía en el Calderón sino que lo hacía en el nuevo templo Atlético. Un Metropolitano que se engalonó, también, para despedir la temporada.

El ‘9’ saltó al verde de su feudo por última vez con ganas de irse con un buen sabor de boca. El delantero español presionaba y pedía el esférico. Sus compañeros también le buscaban. Torres quería marcharse con un último gol, y tuvo más de una ocasión para conseguirlo. La primera llegó, casualmente, en su minuto; con un mano a mano que se marchó a la derecha del arco de Dmitrovic. La segunda, tras un centro de Filipe Luís que el español tocó con el pie pero que impactó en el lateral de la portería.

El Eibar presionaba, aunque no era suficiente para impedir que los locales pudieran realizar su juego. Los de Mendilibar se libraron en más de una ocasión de quedarse atrás en el marcador, pero la fortuna les sonrió a los ‘armeros’, que no desperdiciaron la oportunidad para ponerse por delante que el encuentro les brindó. Esta vino de la mano de Kike García. El punta del Eibar se aprovechó de un error en la salida para, con un único pero certero toque, ponerse por delante contra todo pronóstico.

Una alegría que no duró mucho y que se traspasó al hombre que más la estaba buscando esta tarde. Sí, Torres acabó consiguiendo su premio. Un gol que vino por una contra en la que Correa se plantó en el área con un par de zancadas y cedió la pelota para que el ‘Niño‘, a placer, echara abajo al Metropolitano justo antes del descanso. Las 63.000 personas congregadas en el templo atlético encontraron una razón para sonreír.

Mendilibar tuvo una buena charla con los suyos en los vestuarios, y el Eibar salió muy vivo en el segundo tiempo. Simeone, por su parte, vio cómo sus dos puntas no olieron el esférico tras el entretiempo y su rival se acercaba a los dominios de Oblak. Por ello, hizo entrar a Costa y Griezmann en sustitución de Koke y Correa. El francés sigue con el futuro en el aire, muy cerca de la ciudad condal; y hubiera preferido mayor relevancia en el que quizás fuera, también, su último encuentro en Madrid.

Pero hoy el protagonismo no era para el galo. Más aún cuando Torres culminó su doblete, regateando a Dmitrovic para poner el encuentro de cara; y acercándose al fondo para recibir todo el cariño de su afición. Todo apuntaba a que el Atleti resistiría con ese resultado como tantas veces ha hecho o que incluso buscaría el tercero. No obstante, un hecho dio un auténtico vuelco al encuentro. Y ese fue un choque de Lucas que le costó la segunda amarilla y dejó a su equipo con uno menos.

El Eibar no dejó escapar esta situación favorable y se volcó. En la última jornada, con todo decidido y con ansias de brindar a la afición desplazada a la capital un buen resultado, los ‘armeros’ se volcaron arriba al no tener nada que perder. Y fue Rubén Peña, con un misil desde fuera del área quien puso de nuevo las tablas a falta de veinte minutos para el final.

Unos veinte minutos donde ningún equipo se echó atrás y buscaron la victoria. En los que Torres casi remata su actuación con un hat-trick, mas un fuera de juego se lo impidió. Poco se le puede achacar al español hoy. Los del ‘Cholo’ cerraron la temporada con un empate, pero eso no era lo importante hoy. Torres deja al Atlético, deja el club de sus amores. Y lo hace con un doblete que no olvidará ningún colchonero que acudió hoy al Metropolitano. Hasta siempre, ‘Niño’.

Athletic Bilbao 0-1 Espanyol: El Athletic Club y el RCD Espanyol cerraron este domingo la temporada en San Mamés con victoria corta pero clara del equipo periquito (0-1), que pudo golear, y gran pitada al bilbaíno, que tras una temporada más que decepcionante finalizó la campaña a la altura de sus peores días del curso.

El penoso espectáculo ofrecido por el Athletic, de sus peores partidos en una campaña con muchos muy malos, fue castigado con la definitiva decimosexta plaza en la tabla, de las peores de su historia. En lo futbolístico, la despedida de José Ángel Ziganda como técnico estuvo a la altura del resto del curso y San Mamés lo sancionó con una tremenda pitada final de dos minutos de duración. La desaprobación de la grada la escucharon los jugadores rojiblancos en el centro del campo y aplaudiendo a sus aficionados, aunque los pitos arreciaron cuando se dirigían a los vestuarios.

Tras un amago de ataque de Lekue por la banda izquierda, abrió pronto el marcador el Espanyol con un gol de córner. Piatti puso el balón desde la esquina y David López, absolutamente solo al borde del área pequeña, cabeceo tan fuerte que Kepa solo pudo despejar hacia adentro. Se durmió el choque con alguna llegada, pero sin peligro, sobre el área visitante, hasta que un remató alto algo forzado de Aduriz, tras controlar un buen centro de Muniain, abrió unos minutos con más ocasiones.

Muniain enganchó desde la frontal un disparo que mandó a córner Diego López, Williams peinó desviado un córner botado por Beñat y Aduriz poco pudo hacer más que rematar como fuese un centro de Lekue. Al otro lado del campo, Gerard Moreno tuvo el 0-2 en sus botas tras una gran jugada por la derecha de Baptistao, pero se le cruzó Unai Núñez para bloquear el remate; y un eslalon horizontal de Sergio García amenazó con poner en apuros a Kepa.

Una vez más, no acabó contenta la grada con la actuación de su equipo en la primera mitad. Y menos lo estuvo con la primera mitad de la segunda, en la que el Espanyol acarició hasta cinco veces el 0-2. Tres veces en jugadas de Baptitao mal finalizadas y otras dos de Sergio García, más intencionadas en la definición. Clarísima una colada del brasileño por la banda derecha en la que cualquiera de los dos compañeros que estaban solos en el área podían marcas a puerta vacía. Pero sirvió muy atrasado el balón a Gerard, que no pudo rematar.

También muy clara una contra también del brasileño tras córner local con la que se plantó solo ante Kepa. Aunque se cayó en el área después de un roce con Córdoba fuera de ella. A Sergio le salió muy centrado un disparo desde la frontal tras recibir un pase filtrado entre los centrales; y posteriormente se le fue desviada una vaselina con el exterior del pie.

Un disparo de Lekue al lateral dio aire al Athletic y abrió el último cuarto de hora, en el que a Gerard tampoco le salió bien una vaselina. En esa ocasión desde lejos y con Kepa adelantado. Aduriz insistió en el lateral de la red en una jugada sancionada con fuera de juego y Kepa esta vez sí estaba bien colocado para evitar un gol claro de Melendo en una gran jugada 'periquita'. No acertó el Espanyol, no estaba el Athletic y la cosa quedó en el ajustado 0-1 que no premió lo suficiente a los periquitos ni castigo lo que se merecieron a los leones.

Valencia 2-1 Deportivo: Los ´che´ estarán en la Champions League y los gallegos jugarán en La Liga 1|2|3.

Con este partido se pone punto y final a dos temporadas totalmente opuestas. Después de este partido totalmente intrascendente para ambos conjuntos, podemos sacar las siguientes conclusiones. Por un lado, el Valencia será equipo de Champions League después de una temporada asombrosa.

Marcelino García Toral, uno de los entrenadores del año, estará al frente de este proyecto ambicioso. Por su parte, el Deportivo de la Coruña será equipo de La Liga 1|2|3 la próxima temporada. Después de una temporada nefasta toca levantar cabeza y pensar en volver a la élite lo antes posible.

Centrándonos en el partido podemos decir lo siguiente. El Valencia, como es habitual en casa, salió muy enchufado. No parecía que no hubiese nada en juego. Con el Mundial de Rusia entre ceja y ceja muchos protagonistas podían tener sobre el césped de Mestalla su última oportunidad de sacar su billete para la cita mundialista. Tan enchufado salió el equipo como Simone Zaza, que no hizo falta que se cumpliera el minuto 30 para que pusiera el primero en el marcador. El ariete italiano ha sido convocado por su selección para los siguientes amistosos, ya que no podrán estar en la Copa del Mundo.

Ya en la segunda mitad del encuentro hubo tiempo para todo. Para empezar, hablemos de ovaciones. Fueron las que el público dedicó a Dani Parejo y a Rodrigo Moreno como reconocimiento a su gran temporada. También salió entre aplausos el jugador del Depor, propiedad del equipo´che´, Zakaria Bakkali. El jugador ha podido disputar este choque, ya que el propio Valencia liberó “la cláusula del miedo” para este enfrentamiento.

También hubo tiempo para presenciar cómo sonaba el larguero. Hasta el dos ocasiones el equipo local vio cómo el balón se estrellaba en el travesaño. Primero fue Maksimovic, que con la testa a la salida de un córner, estrelló la redonda al palo. Después fue turno para Simone Zaza, que desde el punto de penalti empalmó el balón que se vio estrellado en la madera.

El que no sabe lo que es estrellar un balón en el palo es Gonçalo Guedes, que tras una gran asistencia de Luciano Vietto, le faltó tiempo para poner a su equipo dos arriba en el minuto 77. A raíz de aquí todo cambió en el partido. El Deportivo de Seedorf estuvo a punto de obrar el último milagro de Primera División. En el minuto 80, Lucas Pérez, que había entrado desde el banquillo, ponía el 2-1 en el luminoso. Desde este momento los gallegos pusieron una marcha más. Su último arreón en la máxima categoría del fútbol español.

Un minuto después de recortar distancias, fue Michael Krohn-Dehli el que casi pone el empate para su equipo. Un disparo potente desde el borde del área, se colaba por la esquina inferior izquierda de la portería del Valencia. Jaume con una gran parada salvó a los suyos. Por último, ya en el minuto 86, Lucas Pérez estuvo a punto de volver a dejar el resultado en tablas. Tuvo la oportunidad de irse de Valencia con un buen sabor de boca, pero definió horrorosamente ante la salida de Jaume Doménech.

De esta manera finalizaba el partido. Finalizaban dos temporadas totalmente diferentes. El Valencia se fue a vestuarios entre los acordes del himno de la Champions que sonaba por megafonía. El Depor se va de esta Liga con la cabeza baja.

Villarreal 2-2 Real Madrid: Villarreal y Real Madrid cierran la Liga en el Estadio de la Cerámica con un empate justo (2-2), con los blancos pensando ya más en la final de la Liga de Campeones, que disputan dentro de una semana contra el Liverpool.

El marcador reflejó la justicia de un encuentro que tuvo una parte para cada equipo. La primera, para el Madrid con goles de Bale y Cristiano Ronaldo. La segunda, para los de Javi Calleja con tantos de Roger y un Samu Castillejo muy entonado en este tramo final de la temporada.

Los blancos solo se jugaban en esta última jornada de Liga la segunda plaza, que ya queda en manos del Atlético, y tienen sus miras en la final de la Champions contra el Liverpool como gran -y único- objetivo de la temporada.

Por ello, Zinedine Zidane decidió probar con un once que podría ser el de Kiev. Mejor dicho, un 'diez' por la excepción de la portería, ya que en el Estadio de la Cerámica el galo dio la alternativa a su hijo Luca.

Con la previsible entrada de Navas en una semana, por delante de la portería sí que se vio un posible once de Champions. Y ese once gustó, al menos los primeros 45 minutos.

El Madrid dominó la primera parte, jugó a placer y dio un recital de fútbol durante algunos minutos. Buenas sensaciones para enfrentar al Liverpool.

En ese once se ve que quiere entar Gareth Bale, muy activo en esa primera parte y autor del primer gol con una buena maniobra dentro del área (minuto 11). El segundo fue obra de Cristiano Ronaldo de cabeza, rematando un gran centro de Marcelo con el exterior del pie (minuto 33).

Se gustó el Madrid en la primera parte y se relajó, casi en exceso, en la segunda; algo que ya se ha visto a lo largo de la presente temporada y que no tranquilizará a los aficionados merengues.

Tras una primera parte casi inédito, en la segunda parte fue el turno de Luca Zidane. El joven guardameta tuvo una estirada de mérito ante una falta de Sansone, no pudo hacer nada ante el golazo por la escuadra del colombiano Roger Martínez (70) y falló en la salida ante Samu Castillejo en el gol del empate (minuto 85).

Así, una mitad para cada equipo y en los locales debutó el saudí Al Dawsari, que fue aplaudido por su público. En el Madrid los cambios fueron para Lucas Vázquez, Kovacic y el siempre discutido Benzema, que volvió a gozar de ocasiones pero sin fortuna.

Sevilla 1-0 Alavés: Victoria sevillista para despedirse de La Liga ante su afición. Los vitorianos cayeron derrotados en un partido en el que fueron dominados por el conjunto local.

Tarde de tormenta y lluvia en Sevilla. También de fútbol. Un partido que suponía el final de la temporada para rojiblancos y albiazules. Ambos con los objetivos cumplidos. El Sevilla FC con la clasificación para la ronda previa de la UEFA y el Alavés con la permanencia asegurada.

Los locales buscaban despedirse de su afición en esta Liga con una victoria y los visitantes dispuestos a darlo todo pese a estar salvados ya. Caparrós sorprendió un poco en la alineación. Sarabia comenzó el partido como lateral izquierdo. Por parte del Alavés, Abelardo realizó algunas rotaciones.

El partido arrancó con dominio nervionense en cuanto a posesión y ocasiones. La primera del partido llegó de las botas de Sandro. El ‘Mudo‘ Vázquez le filtró un pase al español y el tiro de este se marchó al lateral de la red. Un minuto después, el propio Sandro volvió a protagonizar una acción de peligro para el Sevilla. Su disparo se marchó cerca del poste de la portería albiazul. Sarabia tuvo otra clara en un disparo de libre directo pero Pacheco repelió el balón.

Le costó al Alavés responder, pero la respuesta llegó. Tras una buena internada por la banda derecha de Sobrino, este disparó y el balón dio en la cruceta. Transcurrían los minutos en el Sánchez-Pizjuán y no había nadie dominando aún en el marcador. Se superó el ecuador de la primera mitad con tablas. A pesar de ello, seguía habiendo numerosas llegadas por parte de ambos equipos.

En el minuto 27, tras una jugada embarullada, Ben Yedder abría el marcador. Triangulación entre Vázquez, Layún y el francés para poner el 1-0 en el luminoso de Nervión. El Sevilla FC siguió con sus acometidas sobre la portería de Pacheco, queriendo irse al descanso con una ventaja más amplia en el marcador. Tuvo una clarísima en el minuto 37 a disparo del ‘Mudo‘ Vázquez. El ítalo-argentino combinó perfectamente con Ben Yedder y su chut se marchó al palo.

La segunda mitad arrancó como la primera. El Sevilla llevando la batuta del encuentro. Tuvo una primera ocasión en la que se le ‘hizo de noche’ a Nolito tras una buena jugada individual del sanluqueño y todo quedó en saque de puerta para el conjunto vasco. El andaluz siguió intentándolo y tuvo otra ocasión clara a pase de Layún. Esta vez el disparo estuvo a punto de colarse en la meta rival.

Nolito, creador de varias ocasiones claras para el Sevilla al comienzo de la primera mitad. | LaLiga
El Alavés no era capaz de tomar la posesión del balón e intentar generar peligro. Mientras tanto, el conjunto sevillista seguía cuajando un buen partido y realizando numerosas llegadas a puerta. El incorporado en la segunda mitad, Ibai Gómez, tuvo la más clara del Alavés hasta el momento. Un disparo de falta directa que David Soria mandó a córner.

En los últimos quince minutos el conjunto vasco comenzó a estar más rodado y a tener más ocasiones. Sin embargo, ninguna (a excepción de la de Ibai) con demasiada transcendencia. La lesión del árbitro (Del Cerro Grande) hizo que se añadieran cinco minutos de tiempo extra.

El Sevilla pudo acabar 2-0 el partido de no ser porque el árbitro anuló por fuera de juego un gol a Franco Vázquez. El solitario gol de Ben Yedder hace que el conjunto hispalense finalice esta Liga con una victoria ante su afición. El Alavés podrá incluso varios puestos por debajo del actual, a expensas de lo que hagan otros equipos.

Las Palmas 1-2 Girona: La UD Las Palmas se despide de Primera División ante sus aficionados con una nueva derrota. Los amarillos cayeron ante el Girona, que ya no tenía opciones de jugar la Europa League, por 1-2 con doblete del uruguayo Stuani.

Para los locales fue Jonathan Calleri el autor del gol de la honra en el último partido de la temporada.

El equipo entrenado por Pablo Machín entró mejor al partido y ya en los dos primeros minutos avisó en sendas acciones protagonizadas por el internacional hondureño 'Choco' Lozano.

Fueron ambas el preludio del primer tanto, originado tras una galopada de Portu por la derecha, que le ganó la disputa a Ximo Navarro, y su gran centro lo cabeceó Stuani de forma impecable a la red, adelantándose a Gálvez.

No duró mucho la alegría rojiblanca, porque tras un saque de esquina regalado en el minuto 13, Pere Pons sujetó de la camiseta a Calleri cuando remataba de cabeza fuera, y el claro penalti lo ejecutó el propio ariete argentino por el centro de la portería engañando a Bono.

Pese el empate, siguió llegando con más peligro el conjunto catalán, como en el minuto 18, con un pase de Stuani a Portu y taconazo de éste para Lozano, pero Chichizola abortó el disparo del catracho.

La candidez de la defensa de Las Palmas quedó patente en una acción en el minuto 23, en una acción embarullada que finalmente el grancanario Juanpe envió fuera, muy cerca del poste, con un disparo raso casi sin ángulo.

La Unión Deportiva con disparos lejanos y tibios apenas puso en apuros a Bono, curiosamente el mismo guardameta al que batió dos veces en 2015, cuando el marroquí defendía la portería del Zaragoza, para lograr el ascenso a Primera, categoría de la que hoy se despedían los isleños.

Antes del descanso, otro mayúsculo error defensivo protagonizado por Ximo Navarro al tratar de controlar el balón en su área, algo prohibido en el fútbol profesional, permitió a Stuani, tras un gran reverso y de disparo cruzado con la pierna derecha firmar el 1-2.

Nada más iniciarse la segunda parte, Bono evitó el empate al desviar un tiro envenenado de Halilovic, pero fue esa, en el minuto 48, la única vez que Las Palmas estuvo cerca del gol.

Cuando los amarillos pasaron a jugar con defensa de tres, con media hora aún de juego por delante, volvieron a desnudarse atrás como en partidos precedentes, pero el Girona no supo aprovecharse de ello para aumentar la renta, pero su mínima ventaja le fue más que suficiente para cerrar el curso con una nueva alegría.

Málaga 0-1 Getafe: Un gol de penalti del francés le vale a los azulones para llevarse los tres puntos de La Rosaleda en un partido en el que fueron superiores.

Málaga y Getafe se veían las caras en la última jornada de Liga sin nada en juego. La Rosaleda, tras una temporada muy triste, decía hoy dice adiós al fútbol de Primera diez años después. Y lo hacía con derrota, pues los hombres de Bordalás fueron superiores a los locales.

Desde el primer instante de partido el Getafe mostró su dominio sobre el terreno de juego. Los hombres de Bordalás salieron con la intención de llevarse los tres puntos. Antunes, ex del Málaga, tuvo la primera del partido.

El Getafe llegaba con mucha facilidad al área malaguista. Los azulones dominaban la posesión sin dificultades. Movían la pelota con fluidez pero la defensa del Málaga estaba atenta en los metros finales. A balón parado también lo intentaba el Getafe, pero sin éxito.

Ángel y Portillo eran los hombres más peligrosos del conjunto azulón. Su movilidad estaba generando muchas dificultades a los locales. También Antunes y Gaku estaban teniendo una importante presencia ofensiva, pero el marcador no se movía.

El Málaga consiguió acercarse por fin con peligro al área de Guaita en el ecuador de la primera mitad. La tuvo Rolan, pero decidió mal. Eligió chutar en vez de el pase atrás y Guaita, en su último partido como azulón, la atrapó.

El monólogo del Getafe prosiguió hasta el descanso. Antunes tuvo una clara ocasión a falta de pocos minutos para el final. Su potente lanzamiento de falta fue desviado a córner después de una buena mano de Prieto. De esta forma el partido llegaba al descanso con 0-0.

El guion apenas cambió en la segunda mitad. El Getafe seguía siendo quien dominaba la pelota, mientras que el Málaga buscaba su momento a la contra. Los azulones, a pesar de que tenían más el balón, no llegaban con tanta facilidad al área de Prieto.

Poco a poco el Málaga se iba asomando a campo contrario. Eran Rolan y Success los dos hombres que más lo intentaban. El primera la tuvo en un mano a mano con Guaita. Buscó el gol entre las piernas del portero, pero el valenciano no pico si atrapó la pelota.

La más clara del Málaga fue para Lestienne. El belga recibió la pelota solo, sin portero, tras una enorme jugada de Isaac Success, pero llegó muy forzado y la envió al lateral de la red.

Tan solo fue un espejismo esa jugada del Málaga, pues el Getafe no tardó en despertar de nuevo. Lo hizo con la entrada de Rémy y de Pacheco. Estos dos hombres le dieron aire fresco a los azulones y el gol no tardó en llegar. Tras una jugada sensacional en solitario Rémy provocó el penalti. Fue derribado claramente por Diego González y el propio Rémy lanzó la pena máxima. Los fantasmas de los anteriores penaltis fallados por el Getafe no pasaron por la cabeza del francés y este no falló. El Getafe se adelantaba y volvía a marcar de penalti tras fallar los cuatro últimos.

Tras el gol azulón el Getafe bajó el ritmo y el Málaga fue con más intención a buscar el gol. La tuvo Ideye Brown, que tras una buena maniobra dentro del área se sacó un buen disparo, pero se marchó desviado. En la última jugada del partido Rémy pudo poner el segundo, pero de nuevo sacó una buena mano Prieto.

Con el resultado de 0-1 acabó el partido. El Getafe fue superior durante gran parte del encuentro y el gol de penalti de Rémy fue suficiente. El Málaga se despide con derrota de diez años consecutivos en Primera División y el Getafe se asegura con esta victoria la octava posición.

Lo que parecía un secreto a voces ya es una realidad. Juan Carlos Unzué no será entrenador del Celta de Vigo la próxima temporada. El técnico navarro aterrizó en verano para hacerse cargo del equipo pero no ha sido capaz de lograr el objetivo de clasificar al Celta para la Europa League.

El club ha anunciado esta tarde, después de la goleada contra el Levante (4-2) que Unzué no continuará la próxima temporada en el Celta. Club y staff técnico (Robert Moreno, Rafel Pol, Joaquín Valdés y Aitor Unzué) han consensuado un acuerdo para rescindir los contratos de todos los miembros de su equipo de trabajo.

El Celta, en un comunicado publicado en su página web, se ha mostrado muy agradecido a Unzué “por la dedicación, la profesionalidad y el esfuerzo que mostraron durante la temporada” y les ha deseado lo mejor en su próxima etapa.

Juan Carlos Unzué dará mañana una rueda de prensa de despedida en el estadio de Balaídos.

Leganés 3-2 Betis: El Leganés cierra su segunda temporada en Primera con una victoria sobre el Betis (3-2), que sirve de despedida ante su afición para el técnico Asier Garitano y al defensa argentino Martín Mantovani.

Los madrileños, que ya se habían asegurado la permanencia, relegan a los béticos a la sexta plaza independientemente de lo que haga el Villarreal ante el Madrid este mismo sábado.

Con uno menos desde el minuto 24 por la expulsión de Diego Rico, los 'pepineros' se impusieron con goles de Siovas, Naranjo y Amrabat. Por parte del Betis, los goleadores fueron Campbell y Sanabria.

El técnico Garitano y el capitán Mantoviani, tan carismáticos como efectivos ambos en sus respectivas facetas, decían adiós a la que ha sido su casa durante las últimas cinco temporadas. Enfrente un Betis donde también quería dejar su propio legado el delantero Rubén Castro, quien solo necesitaba un gol para igualar a Hipólito Rincón como el futbolista bético con más tantos en la máxima categoría del fútbol español.

Por si no fuera suficiente también pedía su parte de protagonismo el portero blanquiazul Jon Ander Serantes al retornar a la portería después de un calvario de lesiones que le había tenido alejado de los terrenos de juego quinientos treinta y nueve días. Era pues un duelo de nombres.

Escaseaban las ocasiones y en una de las primeras encontró premio el Betis a la contra cuando Rubén Castro envió un pase al hueco hacia Campbell. Arrancó este en campo propio anulando el fuera de juego y, tras plantarse ante Serantes, definió por bajo.

Acertó el árbitro pero las dudas de afición y jugadores encresparon el ambiente. En mitad de la zozobra, Diego Rico cometió una falta en el centro del campo por la que vio amarilla. Disconforme con la decisión protestó de manera airada, aplaudiendo con ironía. Ese gesto le valió acto seguida una segunda cartulina que le llevó a los vestuarios.

Con uno menos, aumentó el enfado y comenzó a escucharse en la grada el cántico 'Qué fácil es pitar en Leganés'. Todo se complicaba por momentos para los locales pero estos supieron sortear la adversidad y empatar la contienda. Lo hizo Siovas, al que solo le hizo falta sangre fría para batir al arquero al cazar un esférico dentro del área tras saque de esquina.

El descanso permitió a ambos conjuntos reponer fuerzas y salir de nuevo al verde con las pilas cargadas. Tanto que a los diez minutos de la reanudación pudieron adelantarse los madrileños con un gol bien anulado a Guerrero. Respondieron en la otra portería los verdiblancos por medio de un remate a bocajarro de Loren que sacó con maestría un jaleado Serantes.

Había ganas de más pero faltaba el acierto. Hasta que el Leganés volvió a encontrarse con él. Amat se durmió a la hora de despejar un pase en largo y Guerrero, muy listo, se anticipó para enfilar la meta. Pudo acabar el ataque él pero, al levantar la cabeza, prefirió asistir a Naranjo y que este finiquitara.

No acusaron el revés los béticos, que siguieron intentándolo. Un remate acrobático de Campbell sirvió de aviso y no mucho después Sanabria sacó beneficio de una segunda acción para poner la igualada de cabeza.

Podía haberse conformado el Leganés con lo hecho hasta el momento pero qué mejor homenaje para Garitano y Mantovani que demostrar sus compañeros hasta el final el espíritu indomable que les ha acompañado durante los últimos años. La casta y el arrojo reportó un nuevo motivo de alegría, el tercer tanto, cuando Rafa Navarro desvió un tiro de Amrabat.

Había goles, había emoción e incluso más intentos del Betis. Solo faltaba la salida de Mantovani para ponerle el final feliz a la película. Y como no podía ser de otra forma, acabó pisando el césped entre la aclamación popular. Cinco minutos imborrables que sirven como epílogo a una trayectoria ejemplar, el final de una era que será inolvidable.

Marcador LaLiga

Jornada 38
-
Celta
4
-
2
Levante
Fin
Leganés
3
-
2
Betis
Fin
Las Palmas
1
-
2
Girona
Fin
Málaga
0
-
1
Getafe
Fin
Sevilla
1
-
0
Alavés
Fin
Villarreal
2
-
2
Real Madrid
Fin
Valencia
2
-
1
Deportivo
Fin
Athletic
0
-
1
Espanyol
Fin
Atlético
2
-
2
Eibar
Fin
Barcelona
1
-
0
Real Sociedad
Fin

Pichichi 2017/18

Jugador
Equipo
G
-----------------
---------
------
Leo Messi
BAR
34
Cristiano Ronaldo
RMA
26
Luis Suárez
BAR
24
Iago Aspas
CEL
22
Stuani
GIR
21

Zamora 2017/18

Jugador
Equipo
PJ
G
--------------------
-------
----
------
Jan Oblak
ATL
35
20
Ter Stegen
BAR
35
23
Guaita
GET
31
25
Neto
VAL
33
33
Pau López
ESP
28
31

Seguidores

Copyright © La Grada Sur - Firmado por lagradasur.com - Contacto: lagradasur@hotmail.com