Athletic Bilbao 1-2 Spartak Moscú: El Athletic Club confirmó su clasificación para los octavos de final de la Liga Europa pese a perder este jueves ante el Sapartak de Moscú (1-2) en el partido de vuelta disputado en San Mamés, un duelo marcado por la muerte de un ertzaina en los incidentes previos al partido provocados por los ultras del equipo ruso.

El equipo de José Ángel Ziganda, que ganó 1-3 en Moscú hace siete días, terminó jugando con fuego tras encajar el segundo de la noche a pocos minutos para el final. Otro gol de los rusos hubiese supuesto una prórroga que nunca llegó y permite a los rojiblancos seguir ilusionados tras su pobre temporada en Liga y su temprana eliminación en Copa.

Este jueves, bajo un ambiente feo generado por la presencia de varios centenares de seguidores violentos por la ciudad, el Athletic perdió protagonismo en favor de la seguridad, la jornada de suspensión en los colegios cercanos al estadio y el miedo de algunos locales cercanos, que cerraron para evitar conflictos con los seguidores del Spartak.

La hora previa al choque dejó altercados provocados por aficionados del equipo moscovita, que lanzaron bengalas, diversos objetos y cruzaron contenedores en las inmediaciones de San Mamés. Una de esos lanzamientos acabó con la vida de un ertzaina pocos minutos después.

Todo daba igual para la afición del Athletic, que enmudeció en su estadio al conocer la noticia. El partido estaba jugándose, pero nada importaba tanto con la vida que se acaba de asesinar. En el verde, dos equipos ajenos a la tragedia siguieron jugando sin que la UEFA tuviese la tentativa de suspender el encuentro.

En lo meramente deportivo, el Athletic encajó el primer tanto del partido al borde del descanso tras una jugada en la banda derecha que terminó en la cabeza de Luiz Adriano. El remate fue certero y batió a Herrerín cuando todos daban por bueno el 0-0 al descanso.

Fue entonces cuando los de Ziganda mejoraron su fútbol y también llegaron sus ocasiones. En una de ellas, después de una buena acción de Saborit, el balón llegó al punto de penalti y Etxeita -con un cabezazo muy potente- superó a Selikhov para poner el 1-1 en el luminoso y dar por hecha prácticamente la eliminatoria.

Y así fue a pesar del susto final de los rusos, que llegaron a marcar el segundo tras una buena combinación dentro del área. El balón llegó a los pies de Melgarejo, que definió con calidad después de quebrar al meta local. El tanto no sirvió para forzar la prórroga, solo para poner el punto y final a una noche trágica en Bilbao.

Salzburgo 2-1 Real Sociedad: La Real Sociedad se despidió de la Liga Europa este jueves al caer (2-1) ante el Red Bull Salzburgo, a un gol de al menos forzar la prórroga en la vuelta de dieciseisavos de final de la Liga Europa, un choque de nuevo a remolque para los vascos, incapaces de aspirar a la victoria obligada en el Red Bull Arena.

El equipo 'txuri urdin' sacó orgullo al borde del abismo y en un añadido de cinco minutos. A la desesperada en búsqueda de salvar una temporada irregular y de más golpes que alegría. El Salzburgo se adelantó como en la ida y antes del descanso Raúl Navas dio vida. Tras el descanso apenas tuvo presencia ofensiva la Real.

La expulsión de Navas por segunda amarilla a 20 minutos del final obligó a una épica que solo podía tener el nombre de Januzaj. El belga tuvo el empate en un disparo a dos minutos del final de un partido que desniveló Hwang. El coreano forzó la segunda amarilla a Navas y el penalti de Rulli casi a continuación, que sentenció a los de Eusebio en su primer cruce continental en 14 años.

La Real reaccionó de inicio, cuando perdonó y lo pagó. Oyarzabal la tuvo con un cabezazo al larguero y en la siguiente jugada Dabbur puso el 1-0. Los vascos encontraron el regalo de la defensa rival, pero el cuadro austriaco lo hizo incluso mejor, con tres pases en banda derecha y un gol que zarandeó la confianza realista.

El Salzburgo apretó en la presión y agobió a los de Eusebio, incapaces de salir de su campo hasta que Januzaj se animó. En la carrera del belga se animó la Real, asomando a la meta rival y encontrando el saque de esquina que puso el 1-1. Un salto poderoso de Raúl Navas acercó el pase vasco y borró a los locales.

El cuadro austriaco volvió a la carga tras el descanso, ante una Real superada en el centro del campo. El Salzburgo jugó con el tiempo y evitó el ritmo sobre el césped. Llegaron entonces los dos minutos fatídicos, con la velocidad de Hwang como protagonista, y la expulsión de Navas y el penalti de Rulli que convirtió Berisha.

Tras el 2-1, que terminó con el meta realista lesionado, la Real buscó más con corazón que cabeza y fútbol un empate que rozó Januzaj. Los cinco de añadido no trajeron la gloria para los donostiarra, obligados ahora a una auténtica gesta vía Liga para repetir en Europa como habían logrado este año después de cuatro temporadas.

Atlético Madrid 1-0 Copenhaguen: El Atlético de Madrid ya está en octavos de final de la Europa League después de haberse impuesto 1-0 al Copenhague con un gol de Gameiro a los siete minutos. (5-1 en el global).

Ese tanto tempranero invitaba a pensar en otra goleada como la de la ida, sin embargo, los de Simeone, aunque dominaron el encuentro y las ocasiones, no mostraron demasiada profundidad en el último pase. Solo Gameiro, a falta de 20 minutos, y Thomas, ya en la prolongación, estuvieron cerca de ampliar un marcador que finalmente no se movió.

Y es que, con la eliminatoria decidida por el 1-4 de la ida, el morbo del encuentro estaba en ver el rendimiento de Torres después de que, en la previa, Simeone dijera que no lucharía por retenerle. Y aunque el ‘Niño’ no marcó, desde el primer momento la afición demostró que los quiere a los dos.

Cánticos a favor de Simeone y Torres
Ya en las alineaciones tanto Fernando Torres como Simeone fueron recibidos con aplausos y a los pocos minutos del inicio toda la afición coreó cánticos a favor del ‘Cholo’ y justo después en honor al ‘Niño’.

Pero aunque todas las miradas estaban puestas en el ‘9’ quién aprovechó la ocasión para reivindicarse fue Gameiro. A los 7 minutos, el francés soltó un zurdazo desde la frontal que se coló por la escuadra derecha de Andersen y supuso el 1-0. El delantero galo demostraba así que está enchufado ya que este gol suponía su tercer partido consecutivo marcando.

Después, llegó la primera oportunidad para Torres. Correa le puso un buen balón pero el remate del ‘Niño’, demasiado inocente, fue a las manos del guardameta (min. 13).

El Atlético era el claro dominador del partido y las ocasiones que llegaban, prácticamente sin oposición, sobre todo por la banda derecha con Correa y Juanfran muy activos.

También estuvo bien Vitolo que, en el 32, le puso un buen centro a Torres, aunque su cabezazo se terminó marchando desviado. El ‘Niño’ aún dispuso de una oportunidad más. Al borde del descanso, Juanfran se metió por la derecha y desde la línea de fondo retrasó para Torres que llegó forzado y cabeceó demasiado cruzado.

El Copenhague, por su parte, solo se acercó una vez a la meta de Oblak, pero el centro-chut de Fischer lo atajó sin problemas el meta esloveno. (min.40)

Tras el descanso, Simeone dejó en el vestuario a Koke y sacó a Saúl, mientras que en el conjunto danés se marcharon Fischer y Kvist y entraron Skov y Falk.

Entonces, el Copenhague disfrutó de su mejor ocasión. Sotiriou, tras ganar la posición a Godín, soltó un disparo que Oblak, con acierto, despejó para evitar el empate.

Y mientras el Metropolitano continuaba cantando a favor de Torres y Simeone, Correa y Godín dispusieron de sendas ocasiones para ampliar el marcador.

Sin embargo, la más clara la protagonizó Gamerio, en el 63, tras un gran pase de Gaitán, que acababa de entrar en lugar de Correa. El francés, solo ante el portero, vio como Andersen le ganaba el mano a mano y evitaba el 2-0.

Después, Gameiro dejó su sitio para que entrara Thomas y aunque aún restaban 20 minutos por disputarse se vio poco más en el Metropolitano. Con el objetivo más que asegurado, el Atlético bajó la intensidad y se puso a pensar en su próximo compromiso liguero ante el Sevilla.

Así, fueron pasando los minutos con algún disparo flojito del conjunto danés, más cánticos a favor del 'Cholo' y del 'Niño' y una última ocasión de Thomas tras una contra justo antes del pitido final.

Villarreal 0-1 Olympique Lyon: Villarreal y Olympique de Lyon se enfrentaban en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Europa League con ventaja para los visitantes. El equipo francés partía con una ventaja de dos goles al ganar el primer partido por 3-1, por lo que el ‘submarino amarillo’, en un momento adverso por problemas internos, debía realizar una difícil gesta para remontar ante la atenta mirada de sus aficionados.

Los minutos iniciales fueron una declaración de intenciones por parte de ambos equipos. El Villarreal mantenía la posesión del balón sin volverse loco buscando los espacios, mientras que el Lyon esperaba paciente en su campo para salir a la contra. La primera gran ocasión del partido caería a favor de los franceses en el minuto 7. Mendy puso un centro lateral que se fue envenenando, y obligó a Sergio Asenjo a estirarse para mandar el balón a saque de esquina.

El cronómetro corría y el conjunto castellonense cada vez se ponía más nervioso. Los de Calleja no conseguían acercarse a la portería de Anthony Lopes. Al contrario, eran los visitantes quienes creaban peligro constante mediante las acciones de Fekir, Mariano, y sobre todo Traoré. Únicamente, antes del ecuador de la primera mitad, había llegado tímidamente Ünal en un par de ocasiones al área rival, pero en ambas perdió el balón.

No sería hasta el minuto 28 cuando el Villarreal avisaría por primera vez, por medio de Trigueros, que estuvo a centímetros de marcar tras rematar un centro raso de Mario Gaspar. Casi un cuarto de hora después, Ünal, en el 39′, tendría una buenísima oportunidad al realizar un gran regate que le dejó solo en el área, pero a la hora de transformar la jugada el turco no estuvo muy acertado, y envió el balón al medio, fácil para Lopes.

De nuevo Ünal, en el minuto 43, probaría suerte con un remate de chilena que se fue por muy poco por encima del travesaño. El joven delantero turco se había echado al equipo a su espalda convirtiéndose en el mejor jugador de la primera parte.

El Villarreal empezaría fortísimo en la segundo tiempo, presionando muy arriba y llegando con facilidad. Mario Gaspar probaría a Lopes con un disparo a media altura al primer palo en el minuto 47.

En el 55′ el central italiano del Villarreal, Bonera, salvó en dos ocasiones consecutivas a su equipo tras parar en la línea un remate de Fekir después de haber regateado a Asenjo, y en el rechace, con la espalda, también en la línea de gol, un tiro de Depay, que disponía de toda la portería libre para marcar y sentenciar la eliminatoria. A partir de aquí el partido se rompió. Ambos equipos llegaban con peligro a las áreas rivales, y cualquiera podía adelantarse en el marcador.

Otra vez sería Ünal, en el minuto 67, quien pondría el corazón en un puño a los aficionados franceses, tras rematar un pase raso desde la banda de Mario, pero el tiro acabaría rechazando en Marcelo. La réplica del Lyon se produciría en un contraataque de Traoré, que con la puntura de su pierna izquierda, finalizaba rozando el primer palo.

Se acercaba el pitido final y la tensión crecía y crecía. Ünal, por enésima vez, en el 72′, a través de un lanzamiento de esquina, remataría fuera por muy poco. El gol se estaba haciendo esperar y el Villarreal lo estaba intentando de todas las maneras.

Cuando quedaban únicamente 12 minutos para el final, Jaume Costa decidió autoexpulsarse al protestar acaloradamente al árbitro una acción que le había costado la cartulina amarilla. El lateral izquierdo del Villarreal hizo desaparecer toda opción de remontar, y con ello la intensidad en ocasiones que estaba caracterizando a la segunda mitad. El Olympique de Lyon respiraba tranquilo por primera vez en todo el partido.

Ya en el minuto 84 de partido, con un Villarreal con 10 y muy arriba, fue cuando el Lyon consiguió sentenciar definitivamente. Fekir filtró un pase entre líneas que dejó solo a Depay. Este regaló el gol a su compañero Traoré, que sin portero, definió con facilidad para poner el 0-1 en el electrónico.

Después de este gol no ocurrió mucho más, ni con tres minutos de añadido que se dieron, y con él terminaría un precioso encuentro de fútbol que dejó como clasificado para octavos de final al Olympique de Lyon, con un resultado global de 1-4.

Deportivo - Espanyol (viernes, 21.00 h): El Deportivo y el Espanyol, dos equipos en horas bajas, abrirán este viernes la jornada 25 de LaLiga Santander en el estadio Riazor, donde los coruñeses buscarán oxígeno en la clasificación y, de paso, evitar que los barceloneses se alejen definitivamente en la batalla por la permanencia.

El Deportivo, que ha perdido los dos partidos con Clarence Seedorf como entrenador, acumula nueve citas sin ganar, con solo un punto a su favor de los últimos dieciocho que se han disputado, mientras que el Espanyol ha enlazado seis partidos sin imponerse (si bien lleva tres sin perder) y solo ha ganado un encuentro como visitante (ante el Málaga el 8 de enero).

El conjunto coruñés afronta ya todos los partidos como finales después de haber perdido la primera el pasado fin de semana ante el Alavés (1-0), un rival al que podía haber metido en la lucha por la permanencia y que se ha escapado a once puntos.

La situación sería aun más grave con una derrota ante el Espanyol ya que, además de reducir las opciones del Deportivo para seguir en Primera, reduciría la batalla por la salvación a cuatro equipos para tres puestos: Levante, Las Palmas, Deportivo y Málaga.

El técnico del Deportivo buscará su primera victoria en los banquillos de LaLiga Santander, en la que se estrenó con dos derrotas por la mínima, primero ante el Betis (0-1) y, después, ante el Alavés, partidos en los que los gallegos mejoraron sus prestaciones defensivas, aunque siguen siendo frágiles, a costa de empeorar sus números en ataque.

Seedorf tendrá que cambiar la alineación del Deportivo por la sanción del internacional belga Zakaria Bakkali y está pendiente del estado físico de varios jugadores.

Lo más probable es que recupere al exespanyolista Sidnei Rechel, que espera el alta médica tras superar una lesión muscular y podría volver al once para suplir la baja de Raúl Albentosa, mientras que Adrián López es duda por un esguince de rodilla y el portero Maksym Koval, por una dolencia en el índice de la mano izquierda, y está descartado Fede Valverde.

El argentino Fede Cartabia es el principal candidato a la vacante de Bakkali, mientras que la eventual ausencia de Adrián abriría las puertas del once al turco Emre Çolak, a Carles Gil o al costarricense Celso Borges, cuya entrada en el once adelantaría unos metros a Krohn-Dehli.

El Espanyol acude a Riazor con la esperanza de romper al fin su mala racha como visitante esta temporada -sólo ha firmado una victoria fuera-, y así poder mejorar sus sensaciones tras los últimos resultados, ya que no gana desde principios de enero.

Los futbolistas de Quique Sánchez Flores no están preocupados por el rendimiento. Las alarmas no están encendidas. De todos modos, son conscientes de que deben sumar tres puntos cuanto antes para relanzar las expectativas y mirar con optimismo a la zona alta de la clasificación. No hay urgencias, pero sí realismo.

El único cambio en la convocatoria es la entrada del central Mario Hermoso por la del lateral derecho Javi López. Por otra parte, el centrocampista Marc Roca, que no ha trabajado con el equipo en las últimas sesiones, no ha entrado finalmente en sus planes por un proceso febril.

No se prevén grandes cambios en el equipo que el técnico plantee en Riazor. Lo que sí espera el preparador madrileño es que este encuentro relance al grupo. Una victoria supondría un impulso anímico importante para un equipo que necesita darse una alegría cuanto antes.

Nadie se fía del mal momento del Deportivo. El conjunto gallego es colista, pero desde el vestuario blanquiazul son conscientes de que las urgencias de los de Seedorf les convierte en peligrosos.

Por otra parte, el partido será especial para el delantero Gerard Moreno. El Deportivo es el rival al que más ha marcado en su carrera deportiva: cuatro dianas en los últimos tres enfrentamientos.

Sevilla 0-0 Manchester United: Sevilla y Manchester United  ha firmado tablas (0-0) en el partido de ida de los ocavos de final de la Liga de Campeones, en la que los sevillistas no han podido traducir en goles su dominio y ocasiones ante un Manchester en el que emergió de forma destacada la figura de David De Gea que mantuvo a su equipo en el partido y en la elliminatoria que se decidirá en Old Trafford.

El Sevilla fue mejor que su rival. Le dominó, le impidió crear, llegó al área, disparó pero no marcó . Así se resume un partido donde los hispalenses hicieron pequeño a un 'grande' de Europa, quizás en otros tiempos, ya que en este partido fue un equipo parapetado en defensa, sin argumentos en ataque y que solo la actuación de su guardameta le salvó de encajar un resultado negativo. Sirva el dato de que el Sevilla disparó veinticinco veces a portería por solo cinco de su rival.

La batalla comenzó con dos equipos jugando a muy altas revoluciones con un Sevilla presionado muy arriba a su rival que se mostraba algo nervioso en los primeros minutos con algunas pérdidas de balón fruto de la agresividad del Sevilla. Se jugaba en un tramo del campo muy reducido con dos equipos muy bien replegados que no concedían espacios en ataque.

Una solución a lo cerrado que jugaba su rival eran disparos desde fuera como lo hizo el Sevilla en varias ocasiones durante los primeros 15 minutos: primero Muriel hizo emplearse a fondo a De Gea en el tercer minuto para que después Banega y Navas lo intentaran sin demasiado acierto.

Mourinho movía su banquillo por necesidad en el minuto 17 cuando Ander Herrera, lesionado dejó su puesto a Paul Pogba, lo que añadía más músculo a un equipo hecho a base de fortaleza y presencia física, que aun así, no conseguía imponer su juego de creación ante el gran trabajo de los centrocampistas hispalenses en la presión y la anticipación.

El United se asomó al área del Sevilla en el minuto 24 cuando Matic asistió a Lukaku para que el belga rematara de primeras para que su disparo se fuera alto aunque el colegiado había anulado la jugada por fuera de juego. Sí fue válida la siguiente jugada en el área inglesa en el 27’ cuando Correa ganó la espalda a su defensor para encarar y disparar para que De Gea atrapara.

La posesión del Sevilla era ligeramente superior a la de su rival pero sobre todo su determinación a la hora de encarar el área rival con doce disparos por solo dos de los británicos en la primera parte del encuentro. Había sido un poco más incisivo el conjunto local aunque sin generar ocasiones claras mientras que el United no dio señales de vida en ataque hasta el minuto 37 cuando McTominay lanzó un duro disparo desde la frontal del área para que rechazara Sergio Rico.

La primera parte acabó con una triple ocasión del Sevilla: la primera de Correa que atajó De Gea, la segunda con un paradón del meta a un cabezazo de NZonzi tras un remate de chilena de Mercado y la tercera en otra actuación estelar del portero del Manchester cuando sacó a bocajarro un cabezazo de Muriel. Descomunal el meta el United que evitaba la derrota de su equipo con sus intervenciones.

La segunda mitad comenzó con un disparo del Franco Vázquez desde la esquina del área del Manchester que se fue alto mientras su equipo comenzaba a creerse que podía vencer un partido que dominaba y al que solo le faltaba el merecido gol que no llegaba.

No había mucha diferencia en cuanto a la posesión aunque el Sevilla seguía llegando como en la primera mitad cuando Lenglet remató de cabeza en el minuto 63 para que el balón acbara en las manos de DeGea y cuando Correa disparó alto dos minutos después.

Insistía una y otra vez el Sevilla y a punto estuvo de marcar el primero cuando Sarabia lanzó un pase envenenado al área para que Muriel no conectara el remate por milímetros. Dos minutos después fue el colombiano el que envío un pase templado a Franco Vázquez que no pudo conectar el cabezazo.

El partido acabó con un remate de Sarabia en el área pequeña inglesa en el minuto 86 que no encontró portería tras un pase de la muerte de Muriel y un posterior disparo lejano de Rashford que se fue ligeramente desviado.

Impotencia entre los sevillistas que fueron mejores que los británicos y que, a pesar del empate, salen reforzados por juego y ocasiones aunque tendrán que refrendarlo en Old Trafford.

Shakhtar Donetsk 2-1 Roma: El Shakhtar Donetsk consiguió una mínima ventaja en su serie de octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo ante la Roma al vencer 2-1 al cuadro italiano con una remontada en la segunda etapa.

La Roma se adelantó a los 40 minutos con un gol de turco Cengiz Ünder, su hombre del momento. Sin embargo, el equipo ucraniano dio vuelta el marcador en el complemento con un tanto del argentino Facundo Ferreyra y un maravilloso tiro libre del brasileño Fred.

La serie se mantiene así completamente abierta de cara a la revancha del 13 de marzo en el Estadio Olímpico de Roma. El club italiano tal vez lamente no haberse llevado un mejor resultado de Járkov, donde el Shakhtar hace de local por la guerra en Ucrania, aunque en el segundo tiempo terminó sufriendo el asedio rival y debió agradecer no haber recibido más goles.

El Shakhtar y la Roma protagonizaron un entretenido partido en la fría Járkov, donde los dos equipos buscaron con insistencia el arco contrario y ofrecieron al mismo tiempo generosas ventajas en defensa.

Tras un arranque de ida y vuelta y ocasiones repartidas, la Roma se adelantó en el final del primer tiempo con un tanto de Ünder, su figura del momento.

En su primer partido en la Champions, el joven turco anotó tras recibir un cerebral pase del goleador Edin Dzeko, que demostró su calidad como asistidor. Fue el quinto tanto de Ünder en los últimos cuatro partidos de los "giallorossi".

Las malas noticias del Shakhtar continuaron con la lesión del zaguero Sergey Krivtsov, quien dejó el campo en camilla y con fuertes gestos de dolor tras caer mal.

En la segunda etapa, sin embargo, todo cambió. El equipo ucraniano, lleno de brasileños en su alineación, igualó con el tanto de un argentino, Facundo Ferreyra, quien culminó con clase un contragolpe.

El gol animó al Shakhtar, que se hizo con el dominio en la segunda etapa y logró dar la vuelta al partido con un espectacular tiro libre del brasileño Fred. Sobre el final, asedió el arco defendido por Alisson Becker y tuvo oportunidades claras para ampliar más las diferencias.

La victoria, en cualquier caso, permite al equipo ucraniano llegar con ventaja a la revancha del 13 de marzo en el Estadio Olímpico de Roma, aunque el gol de visitante anotado por el conjunto italiano mantiene todo abierto en la serie.

Athletic Bilbao - Spartak Moscú (jueves, 21.05 h): El Athletic quiere hacer valer sin sobresaltos este jueves en San Mamés el 1-3 ante el Spartak logrado hace una semana en la ida en Moscú, donde dos goles de Aritz Aduriz y un tercero de Mikel Rico antes del descanso dejaron prácticamente sentenciada una eliminatoria de dieciseisavos de final la Liga Europa que acortó en la segunda mitad un tanto de Luiz Adriano.

A esa diana del delantero brasileño se agarra el Spartak para soñar con una remontada histórica en Bilbao que el Athletic quiere que los visitantes ni lleguen ni siquiera a plantearse impidiéndoles hasta adelantarse en el marcador.

No obstante, el hecho de que el conjunto moscovita tenga que marcar al menos tres tantos para tener opciones de clasificarse hace pensar que el billete para octavos está ya casi asegurado para los de José Ángel 'Cuco' Ziganda.

De hecho los temores que pueda haber en Bilbao sobre la continuidad del Athletic en la segunda competición continental por clubes se centran, más que en un resultado que parece contundente, en las sensaciones que transmiten los 'leones'.

Que en la última jornada liguera volvieron a mostrarse como un grupo falto de juego y de fe en su valía frente al Atlético de Madrid en el nuevo Wanda Metropolitano (2-0).

En ese choque, el Athletic apenas respondió a un Atlético también escaso de juego y no dejó de cometer errores en el pase hasta que el conjunto colchonero aprovechó alguno de ellos para adelantarse en el marcador y asegurarse los tres puntos.

De todos modos, el equipo que ponga en liza Ziganda será muy diferente al de Madrid, en el que introdujo hasta ocho cambios respecto a Moscú y no repitió con ningún jugador en la posición en la que jugó en el Otkrytie Arena.

Para mañana, Cuco tiene las bajas de Iñigo Martínez, que no puede disputar la Liga Europa por haberla jugado ya con la Real Sociedad, y los lesionados Iker Muniain y Mikel Balenziaga.

Por contra, recupera a Aritz Aduriz, clave en el 1-3 de la capital rusa, y Raúl García. Además retornarán seguro al once Iago Herrerín entre palos y Oscar de Marcos y Mikel Rico.

Si repite el once de Moscú, que es más que posible, De Marcos e Iñigo Lekue serían los laterales, Yeray Álvarez y Xabi Etxeita los centrales, Ander Iturraspe acompañaría a Rico en el doble pivote e Iñaki Williams y el capitán Markel Susaeta suministrarían a Aduriz y Raúl desde las bandas.

Aunque también podrían mantenerse en el once Enric Saborit en el lateral izquierdo, Unai Núñez en el centro de la defensa, Mikel San José en medio campo o adelantar De Marcos su posición para dar un respiro a Williams o Susaeta, muy desgastados tras sumar dos partidos completos en tres días.

Incluso podría salir de inicio el joven extremo Iñigo Córdoba, bien en los minutos finales en el Metropolitano.

El Spartak Moscú, por su parte, intentará una machada y darle la vuelta a la eliminatoria para seguir avanzando en Europa, una vez que en la liga rusa tiene difícil reeditar el título.

Los rusos cometieron muchos errores en defensa en la ida y el mismo técnico italiano Massimo Carrera destacó que esa había sido la clave de la derrota, que no la falta de rodaje tras dos meses de receso invernal.

El problema para el Spartak es que el sustituto del lesionado Dzhikiya, el defensa serbio Nikola Maksimovic, que llegó al Spartak procedente del Nápoles en concepto de préstamo, no puede disputar competiciones europeas.

En caso de que el italiano Bocchetti sustituya a un bisoño Kutépov, que estuvo muy fallón en Moscú, haría pareja con el alemán Tasci, ya que la otra opción, el también serbio Petkovic, no ha acabado de convencer a Carrera.

Por lo demás, Carrera podría optar por reforzar el centro del campo con el argelino Hanni, nuevo fichaje de los rusos procedente del Anderlecht, en perjuicio de Melgarejo.

El delantero paraguayo no estuvo muy acertado contra los vascos, mientras Hanni salió en la segunda parte y apenas tuvo tiempo de dejar su huella, aunque también podría salir de inicio el internacional ruso Samédov, un veterano en estas lides.

Los rusos esperan mucho más de sus delanteros, especialmente del holandés Quincy Promes, que pareció alicaído tras frustrarse su traspaso invernal al fútbol inglés.

El Spartak, que fue semifinalista de la Copa de Europa en 1990-91 y de la UEFA en 1997-98, preparó la vuelta en la ciudad malagueña de Estepona, desde donde se desplazará hoy a Bilbao.

Pese al mal resultado de la ida, varios miles de aficionados rusos se han desplazado a España para asistir al partido, lo que ha alertado a las fuerzas de seguridad locales. Que ya tuvieron que sofocar un primer incidente el lunes en la cercana Vitoria, donde se alojan algunos de los seguidores rusos.

Salzburgo - Real Sociedad (jueves, 21.05 h): La Real Sociedad se verá obligada a ganar este jueves en el Red Bull Arena para seguir con vida en la Liga Europa, un torneo que se le ha complicado después de empatar a dos goles en Anoeta ante el Salzburgo austriaco en la ida de los dieciseisavos de final.

El postrero gol de Minamino en el minuto 94 frustró un partido más al conjunto realista, que no logra aparcar sus dudas de toda la temporada y que ahora tendrá que ganar en suelo austriaco o empatar por un mayor número de goles que el registrado en San Sebastián la semana pasada, donde ya comprobó que su rival no le va a poner las cosas fáciles.

Y para ello es obligatorio que los de Eusebio Sacristán sean capaces de mejorar sus números como visitante. Si bien en el segundo torneo continental fueron capaces de sacar los tres puntos ante el rocoso Rosenborg y ante el débil Vardar, perdiendo solo en San Petersburgo ante el Zenit, en LaLiga Santander, en LaLiga Santander no gana desde el pasado 14 de octubre en Vitoria, un lastre que debe olvidar en la ciudad que vio nacer al maestro Wolfgang Amadeus Mozart.

Lo mejor para la Real, que fue capaz de levantar el 0-1 adverso en Anoeta, es que afronta este importante choque reforzado en su moral por su contundente victoria liguera ante el Levante, mientras que en el lado negativo está que lo tendrá que hacer sin dos de sus mejores hombres como el delantero Willian José y el capitán Xabi Prieto.

El primero ya fue baja en la ida y el equipo está tratando de recomponerse de la falta de gol de su mejor baza ofensiva, mientras que más sensible es la del centrocampista, puntal clave también por su experiencia. Bautista, titular en la ida, y Agirretxe, el elegido ante el Levante, pugnan por el puesto del brasileño, mientras que Canales y Zurutuza podrían ser las opciones para sustituir a Prieto.

Además, Eusebio también tiene la baja por lesión del central mexicano Héctor Moreno, que fue el compañero en la ida en la zaga de Diego Llorente. Aritz Elustondo o Raúl Navas, la pareja titular en Liga, optan a ser el sustituto del refuerzo invernal.

La tarea se presenta complicada por los números que ofrece el Red Bull Salzburgo, sobre todo a nivel defensivo, en esta competición donde en la fase de grupos sólo encajó un gol. Fue la Real Sociedad el primero que logró perforar en más de una ocasión la portería de Walke y ahora tendrá que volver a hacerlo en el recinto de su rival, algo que no lograron ni Marsella, ni Vitoria ni Konyaspor.

De hecho, el equipo austriaco, que entre su liga y la Liga Europa sólo ha perdido un partido, el pasado 27 de septiembre ante el Sturm Graz, sólo ha encajado un gol en uno de sus últimos siete partidos en Europa. Caleta-Car es baja en los locales por sanción.

Atlético Madrid - Copenhaguen (jueves, 19.00 h): El 1-4 del duelo de ida en Copenhague transforma el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa en un aparente trámite para el Atlético de Madrid, que removerá su once este jueves en el Wanda Metropolitano en una prueba más de la destacada competencia de su plantilla.

El lateral Juanfran Torres, los extremos Víctor Machín, 'Vitolo', y Yannick Carrasco y los delanteros Kevin Gameiro y Fernando Torres, además de Gabi Fernández, suplente en tres de los últimos cuatro choques del equipo, entrarán en la alineación del argentino Diego Simeone respecto al triunfo del pasado domingo contra el Athletic.

Seis futbolistas probablemente titulares en muchos de los clubes del campeonato español o de la Liga Europa, alguno de ellos, como Gabi o Juanfran, no hace mucho prácticamente indiscutibles en el once del Atlético, cuyo crecimiento también es visible en la cantidad, diversidad y calidad de los 22 jugadores de los que dispone el técnico en la plantilla. Tiene casi para dos equipos.

Sergi González, en el lateral izquierdo, y Diego Godín, suplente ante el Athletic, también estarán en el once del conjunto rojiblanco ante el Copenhague, este último junto a José María Giménez en el centro de la defensa, donde se centran las dos bajas del equipo para este jueves, ambas por lesión: Stefan Savic y Lucas Hernández.

A la vez, sólo tres jugadores repiten titularidad respecto al duelo del pasado domingo: el portero Jan Oblak, imbatido los últimos cuatro encuentros, con sólo trece goles en contra en treinta choques de esta campaña; el citado Giménez y el centrocampista Koke Resurrección, que traslada su puesto desde la izquierda al medio.

El resto de los once hombres que jugaron de inicio contra el Athletic Club (Sime Vrsaljko, Filipe Luis, Saúl Ñíguez, Thomas Partey, Ángel Correa, Antoine Griezmann y Diego Costa, una vez que Lucas está lesionado) rotarán de inicio, quizá pensando en muchos de ellos en el choque que les espera ya el domingo frente al Sevilla.

Ese duelo marcará el inicio de una semana definitiva por la Liga, que proseguirá el miércoles en el Wanda Metropolitano contra el Leganés y que tendrá su punto más transcendente, siempre que haya ganado esos dos encuentros anteriores, en el choque del domingo 4 de marzo frente al Barcelona, el líder de la tabla, en el Camp Nou.

Antes tiene el partido de este jueves, la resolución de una eliminatoria más que encarrilada desde la ida con el rotundo 1-4 con el que doblegó a un adversario hoy por hoy muy por debajo del nivel del Atlético, subido en una racha de cinco triunfos consecutivos con once goles a favor y uno en contra y el favorito en la Liga Europa.

Ya lo comprobó hace una semana el Copenhague, que afronta el duelo de vuelta pensando más en el partido de la Liga del domingo contra el OB y que necesita ganar para seguir aspirando al menos a luchar por la cuarta plaza, el único objetivo que le queda en una temporada para olvidar.

El actual campeón danés no ha mostrado signos de mejoría tras el parón invernal, quitado algún destello de su flamante fichaje, el extremo Viktor Fischer. El domingo sumó su tercera derrota en cuatro partidos en la casa del líder de la Liga, el Midtjylland (3-1), en un encuentro que regaló con errores de bulto en defensa.

Pero los malos resultados no han minado la confianza de la directiva en Stale Solbakken, que ha reiterado esta semana su apoyo al técnico más laureado en la historia del club, con seis ligas y cuatro copas en dos etapas (2006-2011 y desde 2013 hasta ahora).

Al término del partido de ida contra el Atlético, Solbakken ya había admitido que estaban "muertísimos" y que podría reservar jugadores para la vuelta, como así ha hecho.

El portero Robin Olsen, el lateral Nicolai Boilesen y el delantero paraguayo Federico Santander no viajan a Madrid, como tampoco lo hace el central Erik Johansson, que el lunes volvió a los entrenamientos tras seis meses de baja por una lesión de rodilla.

"Nos espera una dura tarea. Sabemos que, a menos que haya un milagro, ya está todo decidido", admitió en declaraciones a la web del club el portero Andersen, ex del Betis, que mañana será titular.

Marcador LaLiga

Jornada 24
-
Girona
3
-
0
Leganés
Fin
Las Palmas
1
-
2
Sevilla
Fin
Eibar
0
-
2
Barcelona
Fin
Alavés
1
-
0
Deportivo
Fin
Málaga
1
-
2
Valencia
Fin
Real Sociedad
3
-
0
Levante
Fin
Atlético
2
-
0
Athletic
Fin
Espanyol
1
-
1
Villarreal
Fin
Betis
3
-
5
Real Madrid
Fin
Getafe
3
-
0
Celta
Fin

Pichichi 2017/18

Jugador
Equipo
G
-----------------
---------
------
Leo Messi
BAR
20
Luis Suárez
BAR
17
Iago Aspas
CEL
14
Christian Stuani
GIR
13
Cristiano Ronaldo
RMA
12

Zamora 2017/18

Jugador
Equipo
PJ
G
--------------------
-------
----
------
Jan Oblak
ATL
23
9
Ter Stegen
BAR
23
11
Pacheco
ALV
23
33
Dmitrovic
EIB
23
34
Antonio Adán
BET
23
45

Seguidores

Copyright © La Grada Sur - Firmado por lagradasur.com - Contacto: lagradasur@hotmail.com